¿Qué se hace para consagrar una vela?

Las velas son un elemento que se encuentra presente en todos los hogares. Se usan en todo tipo de rituales y para crear ambientaciones únicas con sus aromas y humo. En este artículo te hemos preparado los pasos que debes seguir para consagrar una vela de forma correcta. No esperes más y sigue leyendo para aprender todo lo necesario sobre este proceso.

¿Cómo consagrar una vela?

  1. Crea un espacio sagrado para este momento donde puedas usar incienso, velas, música y todo lo que te ponga en sintonía con lo que estarás haciendo.
  2. Recuerda el propósito por el cual deseas consagrar la vela. Si tienes problemas para concentrarte, respira hondo unas cuantas veces y muévete a una posición que te resulte cómoda.
  3. Frota tus palmas, abre tus centros de energía, imagina una luz blanca entrando desde la parte superior de tu cabeza, conectándolo con la fuente de luz divina, imagina cómo esta luz viaja a través de tu frente, garganta y corazón, y finalmente a través de tu cuerpo encuentra la mano de salida.
  4. Sostén la vela entre tus manos y conságrala espiritualmente, puedes hacerlo con palabras simples como: «Dedico esta vela a…” y a tu propósito.
  5. Mantén la vela en tu mano y ahora imagina cómo sería si lograras tu objetivo, por ejemplo, si tu objetivo fuera aumentar el flujo de dinero, imagina tu propia libertad económica.
  6. Ahora permítete sentir lo feliz que serías si completaras tu proyecto, permítete sentir todas las emociones positivas posibles, alegría, paz, serenidad, amor, libertad, etc.
  7. Cuando hayas terminado, agradece el momento y agradece a las velas por el trabajo que realizan juntos.
  8. Tu vela ha sido consagrada.

Elementos mágicos de las velas

Si hay elementos vibratorios o mágicos (colores, esencias, cuarzos o hierbas) a tu alrededor, asegúrate de que se relacionen con el propósito por el que quieres trabajar (amor, dinero, trabajo, salud, etc.). Si tienes dudas sobre el uso de estos elementos, te recomiendo que utilices únicamente velas blancas, que podemos considerar «universales» porque el blanco contiene todos los colores, por lo que sirve para cualquier propósito.

Siempre puedes incorporar el entorno de la vela (como un altar) con todos los objetos que tengan sentido para usted y el propósito previsto. Todos estos “objetos”, con un significado personal para nosotros, impregnados de nuestra propia energía y empuje, adornarán el ambiente y los rituales con nuestra propia magia y personalidad. Nos recuerdan nuestro propósito, y encendemos este faro en forma de vela para ello.

Además de consagrar velas, también tenemos...